¡BIENVENIDOS AL BLOG DEL TALLER LITERARIO DESPERTARES!

Bienvenidos al blog del TALLER LITERARIO DESPERTARES de la Biblioteca Popular "Cultura y Progreso" de Morteros, Córdoba, República Argentina.

Este blog se inicia el 14 de junio de 2011 para publicar los trabajos de los participantes del taller, que funciona en la Biblioteca Popular "Cultura y Progreso".

Ilustración de la cabecera: "El desván de la memoria" de José Manzanares, creador de sueños, artista plástico de Linares, Jaén, España.

Seguidores

sábado, 25 de agosto de 2012

92. Aprender a escribir. Reportaje a la escritora Alicia Steimberg (1933-2012)


CULTURA : ALICIA STEIMBERG PUBLICO "APRENDER A ESCRIBIR. FATIGAS Y DELICIAS DE UNA ESCRITORA Y SUS ALUMNOS" 
Una autora premiada y su libro sobre cómo se aprende a escribir 

Alicia Steimberg da talleres literarios desde hace más de veinte años. En su nuevo libro toma esa experiencia, cuenta secretos y da consejos del oficio.


TEORÍA. Steimberg dice que los comienzos de la mayoría de los libros apelan a los sentidos. (G. Garello)
Anterior



Juan Manuel Bordón 
jbordon@clarin.com


En casa de Alicia Steimberg siempre es la hora del té. Un viejo reloj marca las cinco en punto. Hay libros, libros por todas partes.

"Me parece que todos los textos buenos hablan de cosas que uno puede ver, permiten formar imágenes", reflexiona Steimberg, que acaba de publicar Aprender a escribir, un libro sobre el proceso de formación de un escritor.

Dice que el reloj se detuvo un día y nunca lo hizo arreglar. Así, le recuerda a Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, el poema de Federico García Lorca en que todo se detiene a esa hora. También a Alicia en el país de las maravillas y la perpetua merienda entre la Liebre de marzo, la Marmota y el Sombrerero.

Hace más de veinte años que Alicia Steimberg —ganadora del Premio Planeta en 1992— coordina talleres literarios.

"Es una cosa alejada de lo que yo suelo hacer. No es ficción, o como dice la gente, es no ficción", cuenta sobre su último libro, Aprender a escribir: fatigas y delicias de una escritora y sus alumnos. Se trata de un recorrido por los secretos de su oficio: hay consejos, anécdotas y un cuento inspirado en un alumno suyo que no aprendía. "Me divertí muchísimo escribiéndolo", cuenta Steimberg.

—¿Cómo fue su formación?

—A los 18 años empecé a escribir con una intención literaria. Me llevó veinte, hasta los 38, sentir que lo que estaba escribiendo estaba bien, que no era un libro de iniciación. Mandé mi primer libro a dos concursos. Al de Barral y al de Monte Avila, en Caracas. Salió finalista en los dos y eso sí fue una especie de diploma para mí. Me sentía segura en ese momento.

—Hace años que coordina talleres de escritura. ¿Le preocupa que sus alumnos terminen escribiendo como usted?

—Escribiendo como yo... no. Hay imitadores y hay plagiarios. Pero también hay reescribidores, lo cual es una cosa totalmente legal. Borges sostenía que no se escribe sino que se reescribe, porque ya no hay nada nuevo para escribir. No hay nada nuevo bajo el sol.

—¿De dónde viene la idea de este libro sobre la escritura?

—Fue por una conferencia que di en 2004, en Guadalajara. Llevé unas páginas que se llamaban: "¿Se puede enseñar a escribir?". No me acuerdo qué dije, supongo que hablé de mis experiencias. De lo que no pude hablar, porque todavía no lo había descubierto, fue de la "visualidad" del texto. Un día me puse el delantal de investigadora, que no soy, y en diez minutos lo había comprobado. Saqué veinte libros del estante y noté que en los comienzos todos apelaban a los sentidos. Hablaban de aquello que uno puede ver con los ojos de la mente, por eso lo de visualidad. No me refiero sólo a imágenes visuales, también a sonidos, olores. Sobre todas estas cosas está montado el buen relato, desde tiempo inmemorial.

—¿Por ejemplo?

—Chaucer, en el 1300, hace una descripción de una caravana de peregrinos miserables, pobres. No sé si la peregrinación es para ir a algún santuario. Chaucer habla de una monja. Dice que cuando estaban todos alrededor de la mesa, comiendo, se notaba lo fina que era ella. Se sacaba una miguita que tenía en el borde de la boca. Es maravilloso y divertidísimo, imaginate los demás, dejarían chorrear la comida.

Steimberg se ríe, se nota que disfruta con esa imagen: "Si uno no se divierte un poco, ¿para qué pasó por este mundo? Yo estoy pensando que pasé. Pienso en la muerte todos los días, un rato. Y después... después pienso en otra cosa".


Sociedad
Steimberg, básico
Alicia Steimberg (Buenos Aires, 18 de julio de 1933 - Buenos Aires, 16 de junio de 2012), fue una escritora, traductora y narradora argentina.
Es cuentista, novelista y traductora. Publicó su primer libro, "Músicos y relojeros", en 1971. En esa novela ya se perfilan dos de sus temas recurrentes: el judaísmo y el despertar de la sexualidad, que aborda desde una perspectiva humorística. Su variada producción incluye, entre otros libros, dos volúmenes de cuentos, unanouvelle gastronómica para adolescentes y una novela erótica, "Amatista" (1989), cuya traducción al coreano fue censurada. En 1992 ganó el Premio Planeta de Argentina por "Cuando digo Magdalena". Ha recibido otras distinciones, como el Premio de la Sociedad Argentina de Escritores (1983) y el Premio Konex de traducción, en 2004.



3 comentarios:

El Hada de los Cuentos dijo...

Muy interesante lo que nos cuenta esta autora, sus talleres de escritura deben ser muy buenos.

Un abrazo

Julie dijo...

Me ha gustado mucho la entrevista. Siempre aprendemos de gente así. Un beso.

MARTA ALICIA PEREYRA BUFFAZ dijo...

¡¡Gracias, Hadita y Julie!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...