¡BIENVENIDOS AL BLOG DEL TALLER LITERARIO DESPERTARES!

Bienvenidos al blog del TALLER LITERARIO DESPERTARES de la Biblioteca Popular "Cultura y Progreso" de Morteros, Córdoba, República Argentina.

Este blog se inicia el 14 de junio de 2011 para publicar los trabajos de los participantes del taller, que funciona en la Biblioteca Popular "Cultura y Progreso".

Ilustración de la cabecera: "El desván de la memoria" de José Manzanares, creador de sueños, artista plástico de Linares, Jaén, España.

Seguidores

sábado, 29 de octubre de 2011

41.SUEÑOS



Sueños de luna llena de misteriosas grietas y mares profundos.
Sueños de rectas con puntos mágicos, surcando el infinito.
Sueños de superficies áridas y enlazada belleza.
Sueños de mieles, sueños de hierba fresca y encanto juvenil.
Sueños ocultos, de inconsciente cosa.
Sueños de invisible materia y onduladas formas.

Sueños de polvo de estrellas y geometrías contra puestas.
Sueños dudosos…
Sueños conocidos…
Como libro olvidado de páginas abiertas,
en el ancho mar desierto de calidas arenas,
de mil y una noche, de una estrella.
¿Dónde duermen los sueños?
En el silencio absoluto de corazones…
En reverso, en anverso
con amores, con miedos,
se reflejan.




Marcelo E. Pavese

40. ESPOSO



Imagen de Yuri Krotov


Los ojos calmos, cultivan enérgico fuego.
como profundas cometas gemelas de deseo
y dan como un pellizco bien rojizo,
al calcado rostro dando aviso ciego.

Grita, la tentación del esperado pillo juego
y convierten palabras enrolladas en un flujo brujo.
Tímidamente va el fragoroso sencillo tiempo tuyo,
dilatándose a cada minúsculo segundo.

Detenlo, cancionero mío fabuloso
que no escapen, dispersándose invalidadas.
Desnudos corren tus placeres en su vuelo,
soborno de mis labios y mi cuerpo.


Silvia Herrera

viernes, 28 de octubre de 2011

39. En esa línea gris



En esa línea gris

Allí por lo que no conocemos.
Cuando la preciosa se congela,
y como una gota que se seca inerte.
En esa línea gris que queda.
Y cuando la sombra guiñe acosante,
no te quejes, ni te azores antes.
Allí por lo que no conocemos,
En esa línea gris que queda.
¡Valor! no divagues, ni le llores.
Abraza la diminuta distancia,
Ese segundo, caricia ó mirada.
Huele ese suspiro de vida, exhala lento.
Y si de ella es lo último…
Y si es lo último que queda…
En esa línea gris imperceptible.
Allí por lo que no conocemos,
de no sufrir el tiempo anticipado.
Y a la enciclopedia de pensamientos,
le taparemos los ojos, ciegos de miedo.
Allí por lo que no conocemos de…
luego de esa mínima línea gris.




Silvia Herrera

sábado, 22 de octubre de 2011

38. EL FINAL

Imagen del Modernismo, Art Nouveau o Modern Style






El ser humano vive en la incertidumbre
con la angustia y la certeza existencial
como si fuera un anticipo
de lo que le acontecerá
y el temor de no saber qué camino elegirá.


También encuentra el gozo del sentido terrenal,
se siente en un mundo de contras y favores,
el desorden lo asedia con sus idas y vueltas.
Entre mantos oscuros de cosas efímeras
sin que encuentre la salida
a dónde dirigirse.



Natalia julieta Mandrile
Morteros, 22/10/2011



El poema anterior es una recreación del poema "Lo fatal" de Rubén Darío

LO FATAL
A René Pérez.

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura, porque ésta ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido y un futuro terror...
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por

lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
¡y no saber adónde vamos,
ni de dónde venimos...!


Tópicos literarios: carpe diem, fugacidad de la vida, tiempo fugitivo, etc. 

martes, 11 de octubre de 2011

37. LA METAMORFOSIS























Imagen compuesta por montaje de Florencia Lorenzati.

La metamorfosis
Entré en la sala y, entre las siluetas de mis acompañantes, observé una a una las majestuosas esculturas. Entre ellas, las tres obras alusivas a Molina Campos con los movimientos congelados de sus caballos, de sus crines, saltos, patas y dientes; sus jinetes con gesticulaciones tan pacientemente elaboradas que expresaban lo mismo que las caricaturas de Molina. Además, otras tres esculturas mitológicas que, según mi apreciación, me agradaron más porque tengo afinidad con esa temática. Aunque todas estaban fantásticas e impresionantes.

Me resultó llamativa una que se veía solitaria y creo que es la mejor, a pesar de estar desprovista de adornos, llamada EL CENTAURO. Me acerqué para mirarlo de cerca y toqué cada una de sus costuras muy bien ensambladas. De pronto, por solo un segundo, cuando pasé mi mano por su lomo, sentí algo extraño: al frío del metal lo sentí tibio... No tuve tiempo de reflexionar porque, repentinamente, fui transportada... mejor dicho, fuimos transportados a otro lugar, a un camino muy estrecho. El movimiento del cuasi animal me advirtió del peligro. Comencé a correr a la par de este ser entre altos arbustos y coníferas, sumergidos en una espesa bruma blanca. Cuando los ojos del centauro se veían más vivos, a mi lado, el trote agitado cesó.
Luego, nos escondimos y, con un español muy antiguo, me interrogó y me explicó brevemente el peligro que nos acechaba:
-Es un enorme perro con tres cabezas que nos sigue muy de cerca; lo digo por los aullidos atroces que se oyen -me dijo el centauro.
De pronto, entre la bruma y los arbustos, las grandes cabezas resoplaron y se asomaron. Subí al centauro y corrimos muy velozmente hacia adelante. Casi nos tenía entre sus garras, cuando el centauro viró y le apuntó con su arco. En ese instante, escapamos hacia la realidad de la exposición y se transformó de nuevo en escultura. Por un segundo, su rostro conservó la piel, luego se quedó en su base, muy quieto e inmóvil, totalmente inmutable. Cuando miré a mi alrededor, me di cuenta de que estaba sola en la sala, volví mi vista y, al tocarlo, ya estaba totalmente frío.

Aunque no me crean y digan que lo imaginé todo, yo sé que hay algo de magia en él. Antes de dejar el recinto, me volví por última vez y creo que vi un centelleo extraño en sus ojos, pero me tenía que ir y me fui con pena por dejarlo.
Si van a la muestra, hagan esta prueba: estén un minuto a solas con él... y, tal vez, los transporte a otro lugar, un lugar para explorar... ¡Pero deben tener cuidado, mucho cuidado!



Texto a partir de la muestra de Fabián Villani
El artista expresa en las grandes esculturas, un arte distinto, detallado y de alto impacto visual. Una muestra espectacular que llega majestuosa a los ojos. El material y textura que ofrece el alambre soldado, cosido y de color oscuro, brinda misterio y calidez acorde.






Silvia Herrera

36. Playing Love (33 segundos)

35. 33 SEGUNDOS




SI dejáramos de mirar al piso
y nuestros ojos se posaran en el cielo
y el tiempo se detuviera por 33 segundos,
verías que un rayo de sol nos ilumina.
Si el tiempo se detuviera por 33 segundos
y el sistema capitalista no nos alcanzara
y el silencio solo fuera nuestro,
nadie hablaría de ti ni tú de ellos.

Si el tiempo se detuviera por 33 segundos,
una estrella brillaría más en el firmamento
y los colores en el cielo serían nuestros.
Si el tiempo se detuviera por 33 segundos,
encontrarías en la mirada de un niño
la paz que lleva adentro.
Si el tiempo se detuviera por 33 segundos,
las religiones desaparecieran y un solo Dios existiera,
extenderíamos nuestras manos diciendo “Te quiero”.

Tal vez, si por ese instante todo se detuviera,
una bala no llegaría a un cuerpo, el hambre desaparecería
y la contaminación se detendría en ese “no tiempo”.
Si todo quedara inmóvil por 33 segundos,
miraría más tus bellos ojos.

Ahora, mi corazón late de nuevo
y una brisa de aire puro llega a mis pulmones.
Ahora miro mis zapatos
y me voy caminando lento…
¡Ahora siento!…

Marcelo E. Pavese

34. ¿Cómo decir basta?



¿Cómo decir…basta?

¿Cómo decir a un niño que
coma un caramelo,
si le damos una bolsa?
¿Cómo decir ¡basta!?
¿Como tratar de que un perro
no coma el hueso entero,
si es solo eso?
¿Cómo decir ¡basta! si no hay nada?
¿Cómo advertir los daños
cuando están ya hechos?
¿Cómo apagar el fuego
sólo con un dedo?
¿Cómo dar de comer,
si estoy hambriento?
¿Cómo decir perdón,
si estás mintiendo?
¿Cómo decir adiós,
si estás volviendo?

¿Cómo decir que esa gota
que rebasa el vaso es la última?
¿Cómo explicar que las anteriores
fueron elixires tirados al viento?
¿Cómo decir… que el agua
se está perdiendo?
¿Cómo decir basta, al que le sobra?
¿Cómo decir basta al que le falta,
si somos niños,
si somos perros.
Silvia Herrera

domingo, 9 de octubre de 2011

33. El momento en que estás (Presente) (1973) de Ricardo Soulé (Vox Dei)




EL MOMENTO EN QUE ESTÁS (PRESENTE) de Ricardo Soulé
Intérprete: Vox Dei

Todo concluye al fin
nada puede escapar
todo tiene un final
todo termina
tengo que comprender
no es eterna la vida
el llanto en la risa
allí termina.

Creía que el amor
no tenia medidas
o dejas de querer
tal vez otra mujer.

Y olvidé aquello
que una vez pensaba
que nunca acabaría
nunca acabaría
pero sin embargo terminó.

Todo me demuestra
que al final de cuentas
termino cada día
empiezo cada día
creyendo en mañana
fracaso hoy.

No puedo yo entender
si es asi la verdad
de que vale ganar
si despues perdere
inútil es pelear
no puedo detenerlo
lo que hoy empecé
no sera eterno.

Creía que el amor
no tenia medida
o dejas de querer
tal vez otra mujer.

Olvide aquello
que una vez pensaba
que nunca acabaría
nunca acabaría
pero sin embargo terminó.

Todo me demuestra
que al final de cuentas
termino cada día
empiezo cada día
creyendo en mañana
fracaso hoy.

Cuanta verdad
hay en vivir
solamente
el momento
en que estas
si el presente...
el presente y nada más.

Formación inicial de Vox Dei:
Juan Carlos "Yody" Godoy: guitarra y voz
Ricardo Soulé: guitarra y voz
Rubén Basoalto: batería
Willie Quiroga: bajo y voz

Texto de la canción trabajado el 06-10-11. Tópicos literarios: carpe diem, fugacidad de la vida, tiempo fugitivo, etc. Ricardo Soulé, el autor, se inspiró en las "Coplas a la muerte de su padre" de Jorge Manrique.

Jorge Manrique: (Paredes de Nava, Palencia o Segura de la Sierra, Jaén, ¿1440? – Santa María del Campo Rus, Cuenca, 24 de abril de 1479)2 fue un poeta español del Prerrenacimiento, sobrino del también poeta Gómez Manrique. Es autor de las Coplas a la muerte de su padre, uno de los clásicos de la literatura española de todos los tiempos.


martes, 4 de octubre de 2011

32. VERSOS

Aquí me pongo a entonar

al ritmo de la guitarra

este canto que me amarra

a la zamba de la gloria

como la ave en su esplendor

busca el nido para el amor.

Guitar

Natalia Julieta Mandrile
Morteros, 04/10/2011
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...